废土 (8) 更多

  • 第434页
    当她来到温德姆身旁坐下时,他已经在那坐了几个小时。温德姆不清楚现在几点了,但空气里弥漫着蒙蒙雾气,想来应该快到黄昏了黑暗在树下汇聚,蟋蟀愉快地鸣唱,四周如此平静,温德姆恍惚间几乎要忘记世界末日。
  • 第429页
    葡萄牙首都里斯本的居民不会忘记发生在1755年11月1日的那场惨剧,城中发生了里氏8。5级地震,将一万两千幢房屋夷为平地,由地震引发的大火整整烧了六天六夜。超过六万名民众被夺去生命。 正是这次事件激发了伏尔...
  • 第429页
    根据化石记载,生物每隔大约三千万年就会来一次大灭绝。有些科学家将这一间隔与太阳系穿越银道面的周期性运动联系在一起,这期间会有数以百万计的彗星从冥王星之外的奥尔特云中被释放出来,南点般砸向地球。这个...
  • 第420页
    然后他要做个荒谬的举动。他跑回卧室把之前千方百计避免吵醒的妻子给唤醒。 祝你今天过得愉快。”温德姆总会这样对妻子说。 他的妻子也会日日做出同样的回应。她把脸埋在枕头里,对他报以微笑。“嗯——”她会这...
  • 第419页
    世界末日的故事通常有两大类。 第一类,世界毁于一场自然灾难,这场灾难一定有着史无前例的类型或规模。头号种子选手便是滔天洪水——我们知道上帝他老人家十分偏爱这种手段—不过传染病也不乏忠实拥护者。另一种...
  • 第68页
    现在我回忆惨剧发生前的那个夏天,我觉得自己弄清楚了父亲直想要表达的意思。那并非关于蛋糕,邮包订单和飞机旅行。尽管他用那些东西来描述,但他所指的却不是这些细节。过去的人有另一种情绪状态。过去人们的存...
  • 第61页
    我无所事事地坐在自家门廊前抠膝盖上结的痂,鲍比只和那两个女孩说话,他的声音很小,我根本听不到他在说什么。最后我站起来,拦住他们的去路。山羊货车磕磕绊绊地停下来,伴着尚未散去的铃声,鲍比问道:“有什...
  • 第60页
    眼下夏天即将到来,我数着日子盼着苹果树与紫丁香早点儿开花,郁金香与水仙尚未在暑热降临前颓败。我觉得这个季节就像我们的纯真岁月,大家带着满腔热忱在新世界醒来,尚未被其阴影压制,变成我们后来成为的那种人。

百年孤独 (67) 更多

  • 第69页
    Pasó seis horas examinando las cosas, tratando de encontrar una diferencia con el aspecto que tuvieron el día anterior, pendiente de descubrir en ellas algún cambio que revelara el transcurso de...
  • 第69页
    Esa noche, Pietro Crespi lo encontró en el corredor, llorando con el llantito sin gracia de los viejos, llorando par Prudencio Aguilar, por Melquíades, por los padres de Rebeca, por su papá y su...
  • 第69页
    José Arcadio Buendía conversó con Prudencio Aguilar hasta el amanecer. Pocas horas después, estragado par la vigilia, entró al taller de Aureliano y le preguntó: «¿Qué día es hay?»...
  • 第68页
    Lo fatigó tanto la fiebre del insomnio, que una madrugada no pudo reconocer al anciano de cabeza blanca y ademanes inciertos que entró en su dormitorio. Era Prudencio Aguilar. Cuando por fin lo i...
  • 第68页
    Sin la vigilancia y los cuidados de Úrsula se dejó arrastrar por su imaginación hacia un estado de delirio perpetuo del cual no se volvería a recuperar. 少了乌尔苏拉的照料和监督,他任凭想象把...
  • 第67页
    Llegaba a cualquier hora del día, como un tropel de cabras, y descargaba su energía febril en los oficios más pesados. A veces entraba al taller y ayudaba a Arcadio a sensibilizar las láminas d...
  • 第63页
    Años después, frente al pelotón de fusilamiento, Arcadio había de acordarse del temblor con que Melquíades le hizo escuchar varias páginas de su escritura impenetrable, que por supuesto no ...
  • 第62页
    Cuando Úrsula dispuso la ampliación de la casa, le hizo construir un cuarto especial contiguo al taller de Aureliano, lejos de los ruidos y el trajín domésticos, con una ventana inundada de l...
  • 第62页
    Pero poco a poco lo fue abandonando a su soledad, porque cada vez se les hacía más difícil la comunicación. Estaba perdiendo la vista y el oído, parecía confundir a los interlocutores con per...
  • 第60页
    Al conocer el nombre de la novia, sin embargo, José Arcadio Buendía enrojeció de indignación. «El amor es una peste -tronó-. Habiendo tantas muchachas bonitas y decentes, lo único que se t...
  • 第60页
    Úrsula apenas si se dio abasto para atender a las dos enfermas. No consiguió en prolongados e insidiosos interrogatories averiguar las causas de la postración de Amaranta. Por último, en otro...
  • 第59页
    Aureliano se estremeció. Con una destreza reposada, sin el menor tropiezo, dejó atrás los acantilados del dolor y encontró a Remedios convertida en un pantano sin horizontes, olorosa a animal c...
  • 第58页
    Había descubierto que mientras más bebía más se acordaba de Remedios, pero soportaba mejor la tortura de su recuerdo. No supo en qué momento empezó a flotar. Vio a sus amigos y a las mujeres ...
  • 第57页
    La casa se llenó de amor. Aureliano lo expresó en versos que no tenían principio ni fin. Los escribía en los ásperos pergaminos que le regalaba Melquíades, en las paredes del baño, en la p...
  • 第56页
    «Tiene que venir con ella -se decía Aureliano en voz baja-. Tiene que venir.» Tantas veces se lo repitió, y con tanta convicción, que una tarde en que armaba en el taller un pescadito de o...
  • 第56页
    Los puñados de tierra hacían menos remoto y más cierto al único hombre que merecía aquella degradación, como si el suelo que él pisaba con sus finas botas de charol en otro lugar del mundo...
  • 第55页
    En las tardes de lluvia, bordando con un grupo de amigas en el corredor de las begonias, perdía el hilo de la conversación y una lágrima de nostalgia le salaba el paladar cuando veía las vetas ...
  • 第54页
    Al fin José Arcadio Buendía logró mover por equivocación un dispositivo atascado, y la música salió primero a borbotones, y luego en un manantial de notas enrevesadas. Golpeando contra las cu...
  • 第53页
    Una mañana, sin abrir la puerta, sin convocar a ningún testigo del milagro, colocó el primer rollo en la pianola, y el martilleo atormentador y el estrépito constante de los listones de mader...
  • 第55页
    En las tardes de lluvia, bordando con un grupo de amigas en el corredor de las begonias, perdía el hilo de la conversación y una lágrima de nostalgia le salaba el paladar cuando veía las vetas ...
  • 第54页
    Al fin José Arcadio Buendía logró mover por equivocación un dispositivo atascado, y la música salió primero a borbotones, y luego en un manantial de notas enrevesadas. Golpeando contra las cu...
  • 第53页
    Una mañana, sin abrir la puerta, sin convocar a ningún testigo del milagro, colocó el primer rollo en la pianola, y el martilleo atormentador y el estrépito constante de los listones de mader...
  • 第51页
    Todo el mundo quedó en paz, menos Aureliano. La imagen de Remedios, la hija menor del corregidor, que por su edad hubiera podido ser hija suya, le quedó doliendo en alguna parte del cuerpo. Era u...
  • 第46页
    Mientras tanto, Melquíades terminó de plasmar en sus placas todo lo que era plasmable en Macondo, y abandonó el laboratorio de daguerrotipia a los delirios de José Arcadio Buendía, quien habí...
  • 第46页
    Esa noche no pudo dormir pensando en la muchacha, con una mezcla de deseo y conmiseración. Sentía una necesidad irresistible de amarla y protegerla. Al amanecer, extenuado por el insomnio y la fi...
  • 第44页
    Meses después volvió Francisco el Hombre, un anciano trotamundos de casi doscientos años que pasaba con frecuencia por Macondo divulgando las canciones compuestas par él mismo. En ellas, Fran...
  • 第43页
    En verdad, José Arcadio Buendía estaba asustado la diáfana mañana de diciembre en que le hicieron el daguerrotipo, porque pensaba que la gente se iba gastando poca a poca a medida que su imag...
  • 第42页
    Lo saludó con amplias muestras de afecto, temiendo haberla conocido en otro tiempo y ahora no recordarlo. Pero el visitante advirtió su falsedad. Se sintió olvidado, no con el olvido remediable ...
  • 第42页
    很多人选择了向虚拟现实的魅力屈服,寄情于自我幻想,这纵然不切实际却更能与人安慰。庇拉尔·特尔内拉在这场造梦运动中出力最多,她成功地将纸牌算命从推演未来应用到追溯过往。借助这方法,失眠者开始生活在由...
  • 第41页
    Así continuaron viviendo en una realidad escurridiza, momentáneamente capturada por las palabras, pero que había de fugarse sin remedio cuando olvidaran los valores de la letra escrita. 就这样,...
  • 第40页
    他们聚在一起不停地聊天,一连几个小时重复同样的笑话,甚至把阄鸡的故事演化到令人无法容忍的地步。那是一个讲不完的故事,讲故事的人问大家要不要听阉鸡的故事,如果大家说“要”,他就说没让大家说“要”,而...
  • 第39页
    Úrsula, que había aprendido de su madre el valor medicinal de las plantas, preparó e hizo beber a todos un brebaje de acónito, pero no consiguieran dormir, sino que estuvieron todo el día so...
  • 第38页
    Pero la india les explicó que lo más temible de la enfermedad del insomnio no era la imposibilidad de dormir, pues el cuerpo no sentía cansancio alguno, sino su inexorable evolución hacia una m...
  • 第36页
    她穿着已显破旧的黑色斜纹布衣裳,脚上是漆皮脱落的短靴。头发拢到耳后,用黑带子束住两个发髻。披肩上的图案沁染汗渍已无法辨认,一颗食肉动物的犬牙配上铜托系在右手胞上当作抵抗“邪眼”的护身符。青绿色的皮...
  • 第34页
    José Arcadio Buendía, sin embargo, fue explícito en el sentido de que la antigua tribu de Melquíades, que tanto contribuyó al engrandecimiento de la aldea can su milenaria sabiduría y sus fab...
  • 第30页
    Al primer contacto, los huesos de la muchacha parecieron desarticularse con un crujido desordenado como el de un fichero de dominó, y su piel se deshizo en un sudor pálido y sus ojos se llenaron ...
  • 第28页
    Ansioso de soledad, mordido por un virulento rencor contra el mundo. 他渴望孤独,对整个世界的怨恨咬噬着他的心。
  • 第28页
    Amparados por la deliciosa impunidad del desorden colectivo, José Arcadio y Pilar vivieron horas de desahogo. Fueron dos novios dichosos entre la muchedumbre, y hasta llegaron a sospechar que el a...
  • 第27页
    Aureliano no se dio cuenta de la novedad sino cuando sintió la casa llena de gente. Protegido por la confusión salió en busca de su hermano, que no estaba en la cama desde las once, y fue una de...
  • 第27页
    Aureliano no sólo podía entonces entender, sino que podía vivir como cosa propia las experiencias de su hermano, porque en una ocasión en que éste explicaba con muchos pormenores el mecanismo ...
  • 第26页
    Esta conversación, el rencor mordiente que sentía contra su padre, y la inminente posibilidad del amor desaforado, le inspiraron una serena valentía. De un modo espontáneo, sin ninguna preparac...
  • 第25页
    Durante el día, derrumbándose de sueño, gozaba en secreto con los recuerdos de la noche anterior. Pero cuando ella entraba en la casa, alegre, indiferente, dicharachera, él no tenía que hace...
  • 第25页
    Sintiendo que no podía resistir más el rumor glacial de sus riñones y el aire de sus tripas, y el miedo, y el ansia atolondrada de huir y al mismo tiempo de quedarse para siempre en aquel sile...
  • 第24页
    Deseaba de todo corazón que la puerta estuviera atrancada, y no simplemente ajustada, como ella le había prometido. Pero estaba abierta. La empujó con la punta de los dedos y los goznes soltaron...
  • 第23页
    José Arcadio sintió que los huesos se le llenaban de espuma, que tenía un miedo lánguido y unos terribles deseos de llorar. La mujer no le hizo ninguna insinuación. Pero José Arcadio la sigui...
  • 第22页
    José Arcadio Buendía soñó esa noche que en aquel lugar se levantaba una ciudad ruidosa con casas de paredes de espejo. Preguntó qué ciudad era aquella, y le contestaron con un nombre que nu...
  • 第20页
    -Vete al carajo -le gritó José Arcadio Buendía-. Cuantas veces regreses volveré a matarte. Prudencio Aguilar no se fue, ni José Arcadio Buendía se atrevió arrojar la lanza. Desde entonces no...
  • 第20页
    -Si has de parir iguanas, criaremos iguanas -dijo-. Pero no habrá más muertos en este pueblo por culpa tuya. Era una buena noche de junio, fresca y con luna, y estuvieron despiertos y retozando e...
  • 第17页
    Por último liquidó el negocio y llevó la familia a vivir lejos del mar, en una ranchería de indios pacíficos situada en las estribaciones de la sierra, donde le construyó a su mujer un dormit...
  • 第16页
    -No -corrigió el gitano-. Es hielo. José Arcadio Buendía, sin entender, extendió la mano hacia el témpano, pero el gigante se la apartó. «Cinco reales más para tocarlo», dijo. José Ar...
  • 第15页
    A los niños no les interesó la noticia. Estaban obstinados en que su padre los llevara a conocer la portentosa novedad de los sabios de Memphis, anunciada a la entrada de una tienda que, según...
  • 第14页
    Tropezando con saltimbanquis de dientes acorazados de oro y malabaristas de seis brazos, sofocado por el confuso aliento de estiércol y sándalo que exhalaba la muchedumbre, José Arcadio Buendía...
  • 第14页
    Cuyos bailes y músicas sembraron en las calles un pánico de alborotada alegría, con sus loros pintados de todos los colores que recitaban romanzas italianas, y la gallina que ponía un centenar ...
  • 第14页
    Les enseñó a leer y escribir y a sacar cuentas, y les habló de las maravillas del mundo no sólo hasta donde le alcanzaban sus conocimientos, sino forzando a extremos increíbles los límites ...
  • 第13页
    Úrsula no volvió a acordarse de la intensidad de esa mirada hasta un día en que el pequeño Aureliano, a la edad de tres años, entró a la cocina en el momento en que ella retiraba del fo...
  • 第12页
    José Arcadio Buendía tomó al pie de la letra las palabras de su mujer. Miró a través de la ventana y vio a los dos niños descalzos en la huerta soleada, y tuvo la impresión de que sólo en...
  • 第12页
    Úrsula replicó, con una suave firmeza: -Si es necesario que yo me muera para que se queden aquí, me muero. José Arcadio Buendía no creyó que fuera tan rígida la voluntad de su mujer. Trat...
  • 第12页
    José Arcadio Buendía no supo en qué momento, ni en virtud de qué fuerzas adversas, sus planes se fueron enredando en una maraña de pretextos, contratiempos y evasivas, hasta convertirse en p...
  • 第10页
    人们被漫长的跋涉折磨得精疲力竭,纷纷挂起吊床,两个星期以来第一回安心入眠。醒来时已是日头高照,人们无不被眼前的景象所震慑:在蕨类和棕榈科植物中间,静静的晨光下,赫然停着一艘覆满尘埃的白色西班牙大帆船。船...
  • 第10页
    Luego, durante más de diez días, no volvieron a ver el sol. El suelo se volvió blando y húmedo, como ceniza volcánica, y la vegetación fue cada vez más insidiosa y se hicieron cada vez más ...
  • 第8页
    Desde los tiempos de la fundación, José Arcadio Buendía construyó trampas y jaulas. En poco tiempo llenó de turpiales, canarios, azulejos y petirrojos no sólo la propia casa, sino todas las d...
  • 第7页
    Hasta el propio José Arcadio Buendía consideró que los conocimientos de Melquíades habían llegado a extremos intolerables, pero experimentó un saludable alborozo cuando el gitano le explicó ...
  • 第6页
    Úrsula, en cambio, conservó un mal recuerdo de aquella visita, porque entró al cuarto en el momento en que Melquíades rompió por distracción un frasco de bicloruro de mercurio. -Es el olor ...
  • 第4页
    Cuando se hizo experto en el uso y manejo de sus instrumentos, tuvo una noción del espacio que le permitió navegar por mares incógnitos, visitar territorios deshabitados y trabar relación con s...
  • 第3页
    他久久待在房间里,计算新武器的战略威力,写出了一本解说无比清晰、说服力无可抗拒的手册。他把该手册连同多种实验记录和多幅示意图一起寄给当局,承担这一使命的信使翻越山脉,迷失于无边的沼泽,蹚过湍急的河...
  • 第1页
    El mundo era tan reciente, que muchas cosas carecían de nombre, y para mencionarlas había que señalarías con el dedo. 世界新生伊始,许多事物还没有名字,提到的时候尚需用手指指指点点。
  • 第1页
    Mucho años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo. 多年以后,面对行刑队...

染血之室与其他故事 (11) 更多

  • 第101页
    他的低沉呼噜动摇了整栋屋子的地基,墙壁开始舞动。我心想:“一切全都将倒塌,全都将瓦解。” 他离我愈来愈近,最后我感觉到那粗粝天鹅绒般的头蹭抵着我的手,然后是砂纸般刮人的舌头。“他会舔掉我身上的皮肤!...
  • 第100页
    白皙、颤抖、赤裸裸的我,仿佛将自己当做一把钥匙献上,开启一处和平国度,在那里他的食欲并不意味我的绝灭。
  • 第99页
    “让我一个人留下。”我对小厮说。 这回他没有锁门。我戴上那副耳环,耳环非常重。然后我脱下骑装,任它堆栈在地,但脱到衬裙时,我的手落回身侧。我不习惯赤裸,对自己的肌肤这么不熟悉,使得脱光衣服像是剥皮。...
  • 第90页
    “为了让你不那么孤单寂寞,小姐…… 橱柜门内传来一阵叮咚咔哒,门开处,滑出一个轻歌剧的风流侍女,一头坚果棕亮泽鬈发,粉嫩双颊,滴溜溜转的蓝眼我过了一会儿才认出她的长相。她头戴小帽,身穿荷叶边衬裙与白...
  • 第79页
    这也是个残忍的城市:肃然的中央广场看起来特别适合公开处决,笼罩着一座好似恶意谷仓的教堂的突出阴影。
  • 第77页 老虎新娘
    我们来自天寒地冻的国度,家乡的大自然总是与我们为敌,但这里,啊!简直让人以为自己来到了狮子与羔羊同眠的福地。一切都开着花,没有刺人冷风扰动淫逸的空气,太阳为你洒下满地果实。于是甜美南方的致命感官慵...
  • 第125页
    “没有她要我怎么活?” 你已经没有她活了二十七年,主人,从来也不觉得少了什么。 “我全身燃烧着爱情的高热!” 那我们就省下生火的钱了。“我要把她从她丈夫身边偷来,跟我生活在一起。” “那你打算靠什么生...
  • 第101页
    他离我愈来愈近,最后我感觉到那粗粝天鹅绒般的头蹭抵着我的手,然后是砂纸般刮人的舌头。“他会舔掉我身上的皮肤!” 果然,他每舔一下便扯去一片皮肤,舔了又舔,人世生活的所有皮肤随之而去,剩下一层新生柔润...
  • 第20页
    十二个丈夫刺入十二个新娘,哀啼的海鸥在窗外邈邈高空中荡着无形的秋千。
  • 第9页
    他的结婚礼物紧扣在我颈间,一条两英寸宽的红宝石颈链,像一条价值连城的割喉伤口。
  • 第5页
    在火车咆哮的切分音中,我可以听见他平稳的呼吸。我和丈夫之间只隔着一道门,现在那门也开着,我只要支起上身,就能看见他那头深色狮鬃般的发。我闻到淡淡一抹皮革与香料的丰厚雄性气味,他身上总是有这味道,在...

台北人 (2)

  • 第309页 梁父吟
    正当雷委员要跨上车的时候,朴公又招住了他,把他叫到跟前,对他说道: “还有一句话,是你老师临终时留下来的:日后打回大陆无论如何要把他的灵柩移回家乡去。你去告诉他的那些后人一定要保留一套孟养常穿的军礼...
  • 第211页 金大班的最后一夜
    那时她心中充满了感激和疼怜,得到了那样一个羞赧的男人的童贞。一刹那,她觉得她在别的男人身上所受的玷辱和亵渎,都随着她的泪水流走了一般。她一向都觉得男人的身体又脏又丑又臭,她和许多男人同过床,每次她...

变化的位面 (3)

  • 第62页
    他出席了她的葬礼。后来他和他的儿孙一起回到北方。“在我回到家之前,我并不怎么怀念她,”他如实地说,“但是,住在我们的房子里,身边却没有她——我不能承受这个。”
  • 第60页
    他将会是舒库的最后一个孩子。她和她丈夫仍然会做爱,在任何他们喜欢的时候都可以:可以是在开花或结果的季节那种愉快和清闲的气氛中,也可以在温暖的白天或清凉的夜晚,也可以在树下的荫凉或夏天的草原上。但是...
  • 第47页
    维克西人是坚定的一神论者。他们所信仰的神被视为破坏之力,由于他的存在,任何生物都不能长久地存活。对于他们而言,生存本身就已经打破了神的规条。人的生命是对于无可避免的毁灭的一种挑战,但它不会坚持很长...
<前页 1 2 3 4 5 6 7 8 9 ... 23 24 后页>